Seleccionar página

Somos abogados especialistas en separaciones y divorcios en Palma de Mallorca

El proceso de divorcio de mutuo acuerdo

Una de las principales maneras de deshacer el vínculo matrimonial es precisamente mediante la solicitud de divorcio, que puede ser de mutuo acuerdo (si existe conformidad entre ambos cónyuges) o bien contencioso (para el supuesto de que los cónyuges no estén de acuerdo con las consecuencias del divorcio).

Como cuestión previa cabe destacar que aunque uno de los cónyuges no quiera divorciarse, formalmente no se puede oponer, sino que únicamente podrá mostrar su disconformidad con las consecuencias del mismo.

Asimismo, tampoco es necesario acreditar ninguna causa para solicitar el divorcio, y el único requisito para poder divorciarse es que hayan transcurrido un mínimo de tres meses desde la celebración del matrimonio.

Para el supuesto de que el divorcio entre ambos cónyuges sea de mutuo acuerdo, será necesario elaborar un convenio regulador que regule los siguientes aspectos:

  • Acuerdo de solicitud de divorcio de mutuo acuerdo.
  • Atribución de la guarda y custodia de los hijos (si los hubiere).
  • Fijación del régimen de visitas del cónyuge que no tenga la custodia (su hubiera hijos).
  • La pensión de alimentos a favor de los hijos (su hubiera hijos).
  • El uso del domicilio conyugal
  • La pensión compensatoria/compensación económica a favor del cónyuge que tenga derecho a ella.
  • La liquidación de los bienes del matrimonio (opcional)

Si los cónyuges están de acuerdo en todos los aspectos que se deben regular en el divorcio, se redactará la demanda y el convenio de divorcio de mutuo acuerdo, y se procederá a su presentación en el Juzgado de Primera Instancia dónde los cónyuges tengan fijado su domicilio. Una vez admitida a trámite la demanda, se fijará una fecha para la ratificación del convenio en el Juzgado, y posteriormente se dictará la Sentencia de Divorcio de mutuo acuerdo. Por lo tanto, en ningún caso será necesario la celebración de juicio.

Tras la última reforma procesal, los trámites del divorcio de mutuo acuerdo se han acelerado sensiblemente, por lo que en un plazo de dos o tres meses desde la presentación de la demanda de divorcio ya podríamos tener la Sentencia.

Para la realización de todos estos trámites es imprescindible la asistencia y representación de Abogado y Procurador, si bien al ser de mutuo acuerdo, es posible que un solo abogado represente a ambos cónyuges.

Por todo ello, debemos concluir que para el supuesto de que haya conformidad entre ambos cónyuges para divorciarse y asumir sus consecuencias, el procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo es más rápido, más sencillo y económico.

Recuerde que ponerse en manos de abogados expertos en familia, y concretamente en separaciones y divorcios en Palma de Mallorca es de suma importancia para un buen resultado. Puede ponerse en contacto con nosotros aquí.