Abogados especialistas en aceptaciones y adjudicaciones de herencias 

Convertirse en heredero es un legítimo derecho que tienen las personas en calidad de heredero forzoso o de beneficiario de un testamento. Sin embargo, bajo ningún concepto es una obligación. Quienes sean llamados a recibir bienes, capital o una empresa, en calidad de herencia, tiene la opción aceptarla o de declinar recibirla.

Qué significa aceptar una herencia en Palma de Mallorca

La aceptación de la herencia es un acto libre, individual y voluntario que ejerce el heredero cuando es llamado a recibir este beneficio. Al tratarse de un acto individual, no requiere de la intervención de los otros herederos.

Aceptar una herencia le otorga a la persona la condición de heredero. Sin embargo, aún no es titular de los bienes que esa herencia implica. Adquirir la condición de heredero implica formar parte del patrimonio que abarca el caudal hereditario, el cual no solo está conformado por bienes y capital a recibir, sino también por obligaciones. Esto significa que al aceptar la herencia, se aceptan también las deudas que tenía el fallecido y se asume el compromiso legal de hacerse cargo de ellas.

La aceptación de la deuda es total e incondicional. Esto significa que no se pueden aceptar los bienes y el capital, y rechazar las obligaciones.

Formas de aceptar la herencia

La herencia puede ser aceptada de dos formas:

  • Aceptación pura y simple
  • Aceptación a beneficio de inventario

Aceptación pura y simple: su efecto es ilimitado, ya que el heredero acepta los recibir los bienes, el capital y los derechos, así como también las deudas contraídas por la persona fallecida. El heredero acepta responder a las deudas tanto con los bienes heredados como con su propio capital y bienes. Esta clase de aceptación puede ser expresa o tácita.

Aceptación a beneficio de inventario: esta clase de aceptación plantea un límite con respecto a las deudas que hubiere contraído el fallecido: el heredero responderá a ellas solo con el patrimonio heredado, nunca con sus bienes o capital previos a la herencia.

¿Cómo se adjudica la herencia?

La herencia se adjudica por medio del acto de partición de la herencia, el cual tiene lugar una vez que todos los herederos hayan aceptado recibirla. Una vez los bienes, el capital y los derechos, queden repartidos, los herederos quedarán en calidad de propietarios del caudal hereditario que les corresponda a cada uno.

Para que los bienes sean repartidos en calidad de herencia, ese obligatorio que todos los herederos la hayan aceptado.

Si tiene alguna duda o consulta puede ponerse en contacto con nuestros abogados especialistas en herencias en Palma de Mallorca.

Comments are closed.