Seleccionar página

¿Necesita un abogado en Palma de Mallorca especialista en el delito de conducción temeraria?

Consúltenos gratis y sin compromiso pinchando aquí.

¿Esta siendo acusado de un delito de conducción temeraria? Póngase en contacto con nosotros para iniciar una buena defensa desde el inicio del procedimiento penal.

A continuación le explicaremos de forma concisa lo más importante de este delito de conducción temeraria, tan común en nuestra sociedad, y cuáles son los requisitos para denominarlo como tal.

1. ¿Cómo y quién comete el delito de conducción temeraria?

El que conduzca un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta y ponga en concreto peligro la vida o la integridad de las personas.

2. ¿Cómo será penado?

Conducción temeraria: Prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años

Conducción temeraria con manifiesto desprecio por la vida de los demás: Prisión de dos a cinco años, multa de doce a veinticuatro meses y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período de seis a diez años Cuando no se hubiere puesto en concreto peligro la vida o la integridad de las personas, las penas serán de prisión de uno a dos años, multa de seis a doce meses y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por el tiempo previsto en el párrafo anterior

3. ¿Cuáles son los requisitos para que sea considerado delito?

· Será temeraria la conducción en la que concurran las circunstancias previstas como exceso de velocidad y alcoholemia.

· Este delito requiere una conducción temeraria. Es decir, con inobservancia de las más elementales normas reguladoras del tráfico de vehículos. Debe serlo de manera manifiesta, de forma patente, fácilmente apreciable por un tercero que la presencie.

· Que exista voluntad en el conductor por ello. Por ejemplo, un descuido o despiste, por formidable que fuera, no podría incluirse en este tipo de delito.

· Se requiere que se ponga en peligro la vida o la integridad de las personas. Se exige que el riesgo no sea “lejano o posible”, sino que haya sido probable, cercano y concreto por haber afectado a personas concretas que se haya puesto en riesgo por la conducta del autor. Este punto limita la aplicación del tipo, ya que cuando la conducción es temeraria y manifiesta pero no ha existido peligro concreto para la vida (por ejemplo, porque se lleva a cabo en una carretera abandonada) no se puede aplicar.

¿Quiere sabe más? Pongase en contacto con nosotros. Nuestros abogados están especializados en delitos de conducción temeraria por lo que podrán ayudarle con su caso y poder ofrecerle el mejor resultado en función de su situación.