Abogados laboralistas especialistas en modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo 

Una de las interrogantes que más preocupan a los trabajadores es saber si sus condiciones laborales actuales pueden ser cambiadas de forma sustancial, y la respuesta es que sí. No obstante, para que esto ocurra, el empresario deberá enmarcarlas dentro de causas económicas, productivas, organizativas o técnicas.

Es decir, tendrá que justificar y especificar cuál de estas causas es la que lo está llevando a implementar dichas modificaciones de carácter sustancial.

Tipos de modificaciones laborales sustanciales en Palma de Mallorca

Una modificación sustancial en las condiciones laborales del trabajador no es cualquier modificación, sino una que en muchas ocasiones puede llegar a perjudicar al empleado. Se consideran modificaciones de tal índole a las que afectan las siguientes áreas:

  • Duración de la jornada laboral
  • Sistema de retribución
  • Salario
  • Sistema de trabajo
  • Horario laboral
  • Distribución del tiempo de trabajo
  • Funciones laborales

A su vez, se consideran modificaciones sustanciales a aquellas que cambien lo pactado en el contrato, a las que han sido reconocidas bajo el formato de pacto colectivo y a las reconocidas de forma unilateral.

Esta clase de modificación queda justificada si se lleva a cabo para que la situación de la empresa mejore.

Alternativas del trabajador ante una modificación laboral sustancial

Una vez que el trabajador es notificado acerca de que sus condiciones laborales cambiarán, tiene tres opciones:

  1. Aceptarlas
  2. Rescindir su contrato
  3. Impugnar la modificación

Al aceptarlas, el trabajador se acopla a las nuevas condiciones y continúa trabajando para la empresa sin ningún otro cambio que el estipulado por las condiciones laborales en cuestión.

Si el trabajador considera que las nuevas condiciones lo perjudicarán de forma demasiado severa, cuenta con la opción de rescindir su contrato laboral. Dado que la rescisión tiene lugar debido al perjuicio que continuar trabajando en las condiciones venideras le supondría, la ley estipula que reciba una indemnización correspondiente a veinte días de salario por cada año trabajado, siendo nueve el máximo de mensualidades que pudiera percibir.

Por último, el trabajador tiene la opción de manifestar su no aceptación de las nuevas condiciones laborales y, por ende, presentar una demanda ante la jurisdicción social dentro de los veinte días hábiles posteriores a haber sido notificado. Una vez lo haga, el juez evaluará la situación de la empresa y decidirá si la modificación cuenta con una justificación sustentable.

Cabe destacar que hasta que el juez no se pronuncie, el trabajador deberá ajustarse a las modificaciones impuestas por la empresa y continuar trabajando para esta.

Somos un Despacho de abogados especialistas en derecho laboral, no dude en consultarnos cualquier duda o aclaración, le ayudaremos gratis y sin compromiso.

Comments are closed.