Despacho de abogados expertos en herencias en Palma de Mallorca

Cuando muere alguien de nuestro alrededor, los más allegados tienen por delante una serie de trámites que llevar a cabo. Desde las gestiones con la funeraria, el entierro, la gestión de sus pertenencias y la tramitación de la herencia

Son gestiones que a nadie le apetece hacer y menos en esos momentos de duelo, pero tener claros los pasos a seguir ayudará a agilizar los trámites y que estos sean menos complicados. 

Cada comunidad autónoma española tiene sus propios procesos. Suelen ser muy similares unos a otros, a veces cambian pequeños detalles o plazos. Lo más efectivo en estos casos es consultar con un abogado especializado en herencias los pasos a seguir o pedirle que gestione la herencia, encargándose de todos los trámites. 

Asimismo, si queremos empezar por nosotros mismos, deberemos recopilar una serie de documentos que nos ayudarán con el trámite. 

El primer documento que necesitaremos obtener es el certificado de defunción. Es un documento oficial que tenemos que ir a buscar al Registro Civil y que certifica el fallecimiento de una persona. Este papel se puede solicitar por internet, enviando un correo ordinario al Registro Civil de la ciudad donde ocurrió el fallecimiento, o acudiendo personalmente al Registro Civil. Lo puede solicitar cualquier ciudadano que así lo requiera y tenga interés.

El segundo documento necesario será el de las últimas voluntades del fallecido, si las hubiera. Esto significa indagar en si hay testamento o no. Para averiguarlo, tenemos que obtener el certificado del registro general de actos de última voluntad. Aquí encontraremos los testamentos que el fallecido ha hecho a lo largo de su vida. Si hay testamento, hay que solicitar una copia autorizada de la última versión del testamento en una notaría.

Si no hay testamento, se procede a una sucesión intestada, donde un juez o notario determinarán quienes son los herederos. Si el fallecido tenía cónyuge, hijos, padres, se procederá a una declaración por notario y cuando no haya cónyuge, descendientes o ascendientes, será por declaración judicial. 

El tercer paso a seguir es el inventario de bienes y derechos y de deudas y obligaciones. 

El cuarto paso es la partición de la herencia, que se realiza a través del Cuaderno Particional, un documento que recoge los datos de los herederos y los bienes, derechos o deudas que les toca a cada uno. Este documento está elaborado por un abogado especialista en herencias y sucesiones. 

El quinto paso es la liquidación de impuestos, pagar el impuesto de sucesiones y liquidar el impuesto municipal del incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana (plusvalía).

El último paso es la entrega de los bienes, cuando los herederos pueden hacer toma de los bienes, inmuebles o dinero que el fallecido les haya dejado en herencia. Si se trata de inmuebles, es recomendable inscribirlos en el Registro de la Propiedad a nombre del nuevo propietario. 

Además de estos documentos principales, para algunos trámites será necesario el uso de otros documentos como: DNI o certificado de nacimiento de la persona fallecida, el DNI de los herederos, certificado de seguros de vida, certificado bancario de saldos en cuentas corrientes y depósitos, escrituras de bienes inmuebles o terrenos si los hay, recibos del pago del IBI de estas propiedades, documentación sobre el vehículo del fallecido, libro de familia, certificado de matrimonio o fe de soltería, principalmente. 

Para asegurar una correcta gestión y rápida tramitación de una herencia, desde Castell Abogados animan a dejar estos pasos a un abogado especialista en herencias en Mallorca, si el cliente o el fallecido reside o residía aquí. Tramitar herencias localmente puede ser de gran ayuda para toda la familia, que deseará que este procedimiento pase lo más rápido posible y puedan cerrar este capítulo lo antes posible antes de reconducir su vida.  

Llámenos GRATIS y SIN COMPROMISO al 684 450 450 o envíenos un Whatsapp pinchando aquí
Comments are closed.