Seleccionar página

¿Necesita un abogado en Palma de Mallorca especialista en el delito de usurpación de estado civil?

Consúltenos gratis y sin compromiso pinchando aquí.

Conforme al artículo 401 del Código Penal “el que usurpare el estado civil de otro será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años”.

Nos encontramos ante el denominado delito de usurpación de estado civil, que el Código Penal encuadra dentro de las falsedades y cuya acción consiste en simular una filiación distinta de la que corresponde al sujeto. No olvidemos que integran el concepto de estado civil los siguientes elementos: nombre y apellidos, sexo, edad, estado familiar, nacionalidad y vecindad civil.

La persona cuyo estado civil se usurpa ha de ser real, independientemente de que este haya fallecido o no. Esta simulación ha de llevarse a cabo para usar de los derechos y acciones de la persona cuyo estado civil se suplanta, por ello, un sector de la doctrina y jurisprudencia considera imprescindible que la persona suplantada exista y de no ser así no existiría estado civil alguno que suplantar.

La conducta que se exige, por lo tanto, es dolosa: El usurpador ha de tener una clara intención de suplantar plenamente la personalidad de otro, en perjuicio del mismo y en beneficio propio, mediante el ejercicio de los derechos y acciones de la persona suplantada (por ejemplo, conseguir préstamos o créditos en nombre de la misma).

Delito de usurpación de estado civil.