Seleccionar página

En este tipo de separación, el cese de la convivencia se produce sin observar las formalidades legalmente establecidas. Es una situación fáctica de ausencia de convivencia conyugal que no ha sido tramitada ante el juez, ni formalizada ante el letrado de la Administración de Justicia o elevada a escritura pública notarial. Puede venir impuesta por uno de los cónyuges, o bien acordada por ambos. Puede ser el paso previo a una separación legal o al divorcio.

La separación de hecho puede generar efectos parecidos, aunque no iguales a los de la separación legal, sobre todo por lo que respecta a las relaciones personales entre los cónyuges. Muchas veces existe un acuerdo entre los cónyuges en el que se establecen las consecuencias de esta separación. Estos acuerdos son válidos.

No obstante, existen algunos efectos previstos por la ley para esta situación. Así, tiene efectos con respecto al régimen de bienes (art. 1393.3 y 1388 CC), a las relaciones paternofiliales (art. 156 y 159 CC), al derecho sucesorio, como causa de exclusión del cónyuge separado (art. 945, 834 y 855.1 CC), etc.

Call Now Button